[No.129]: Famous Last Words


En mi experiencia, cuando has pasado mucho tiempo triste pueden pasar 3 cosas:

  1. Te acostumbras.
  2. Aprendes a controlarlo. Canalizarlo.
  3. Te dejas aplastar.
Quizá haya más opciones, pero hasta el momento, yo sólo puedo decir que he desbloqueado esos tres puntos.

En el primero no creo que haya mucho que explicar. La tristeza se puede sentir en muchas maneras. Cansancio, debilidad, dolor de cabeza, desanimo... ¿podrían pensar un segundo en esa sensación?. Todo el cuerpo se vuelve pesado y al aire parece salir. Es como si te quedaras vació. 

Después de sentirlo muchas veces o mucho tiempo, las sensaciones comienzan a sentirse familiares. Y lo familiar... no puedo decir que guste, pero hay cierta calma en ello. Es como una pista que ya conoces, un procedimiento. 

Hay una sensación en particular que tengo muy presente. Es... una división. Cuando sientes el centro del corazón cálido, y el resto de él frío, quieto. Más allá que el frío, creo que lo que duele es esa división.

Hubo un tiempo en el que estuve decidida a adoptar esas sensaciones, a sentirlas placenteras.

 Lo logré.

Aprendes a controlarlo; Una vez conoces las sensaciones, los procedimientos, las ideas... es más fácil.

Piensen en cuando van por primera vez a un lugar. El camino hasta ahí, ¿cómo es?. Suele ser largo, puede causar ansiedad. Todo lo que se ve es nuevo, y cada vez queda más atrás lo normal, lo de siempre. 

Ahora, ¿cómo es el regreso?... suele ser rápido. ¿Lo han notado?. Por la ventanilla ya se puede vislumbrar un árbol conocido,  un local que llamó tu atención cuando ibas. Con esto de la triste es igual.

Mientras más veces vayas, más fácil es volver.

Canalizarlo.

Una expresión muy acertada es: El dolor te abre. Literalmente eso hace. Te hace estar consciente de tus entrañas, del aire que te rodea, de cada parte de tu cuerpo.

Durante el tiempo que más escribí, fue justo en el tiempo que más sufrí. Canalizar.

Siempre he amado escribir, más allá de cosas bellas, cosas que puedan llegar al corazón de alguien. Que alguien pueda sentir mis letras. Un yo he estado ahí. Un segundo de conexión con alguien que quizá nunca conoceré, pero con quien, al menos unos minutos, pueda estar en compañía.

Llegó un punto en el que sentí que si no estaba triste no podía escribir.

Llegamos al final.

Todos hemos tocado fondo al menos una vez. Una sola vez en la que el espíritu decide que ha sido suficiente. Baja las defensas y abre los brazos.

De lejos, parece algo grande y pesado, inmenso. Algo que puede tragarte, que te hará daño si te acercas.

Pero no es del todo así. 

Una vez la abrazas, resulta ser suave. Suave y cómoda. Cálida de una forma tan extraña... Aún así, no es tu amiga, no puedes abrazarla mucho tiempo, ya que la tristeza es agua.

Es agua, y el agua no tiene forma. A veces puede tomar forma de situaciones, otras de objetos, canciones y hasta personas. Si la abrazas se pegará a ti.

Mientras más abras los brazos, más entrará en ti, y como agua que es, tomará tu forma. Se filtrará por cada rincón.

Terminará por ahogarte.


Comentarios

Zuly♥ ha dicho que…
Conozco esa sensación, la respiración pesada, como flotar en vez de caminar... el dolor en el pecho y sentirte extraño de pronto cuando sonríes, y la penumbra que se vuelve al rostro como parte de uno...
¿qué puedo decirte cuando me siento de la misma forma?
Sólo puedo decirte, que seas fuerte, que esto pasará y que tengas la fortaleza para cambiar tu vida, porque todo depende de ti.
Un abrazo enorme, saludos.
Dami. ha dicho que…
Es cierto que es una sensación que puede llegar de diferentes formas dependiendo de las personas. Sentí todo eso y acabé con medicación y otras cosas...
El dolor y todo eso se puede canalizar, pero también, se puede transformar en muchas cosas, tu lo conviertes en palabras y así lo liberas de apoco o bien, lo haces más liviano.
No te contamines con esto, solo aprende a transformarlo y de pronto te vas a liberar un poco más.
Saludos y un abrazo super fuerte para ti <3

Entradas populares de este blog

[No.130]: Write it down.

[No.127]: Primer paso.

[No.126]: Unravel