[No.76]: Dear, what's wrong with you?

Díganme que está bien si me quedo aquí en mi cama un poquito más. Con las mantas sobre mi rostro y los ojos cerrados aunque ya no pueda dormir más... será cuestión de sólo unos minutos, ¿podrían ser horas?, ¿días?, ¿podría ser algo permanente?, alguien, por favor, quien sea, dígame que sí.

Está vez sí puedo decir que ha pasado un buen tiempo desde la última vez que estuve aquí con una entrada normal, ¿no?. Han pasado tantas tantas cosas que realmente me habría gustado registrar aquí... pero ha pasado tanto tiempo desde que ocurrieron que realmente no le encuentro mucho sentido. Eso, y que al mismo tiempo siento que no puedo simplemente continuar con el blog sin dar una explicación de lo que ha pasado conmigo en el tiempo que desaparecí. Es un sentimiento de dejar hojas en blanco que no puedo tolerar, ¿tiene sentido para alguien?.

Hoy es 8 de marzo 2014. Ya es marzo. Como siempre el tiempo se me ha pasado más que volando. ¿Qué he hecho?, realmente no mucho, y lo que hago, absorbe la mayor parte de mi tiempo y toda mi energía. Hay días en los que llego a casa de la escuela y me preguntan "¿Cómo estás?", y aunque quiero contestar algo más que un "bien", eso es todo para lo que los ánimos me dan. 

-¿Cómo estás?
-Bien

Y realmente no es mentira. En estos meses me he sentido la persona más feliz, me he sentido el ser más repulsivo. He llorado mucho, demasiado para ser yo, o al menos quien pensé era yo, pero también he reído tanto... y bueno, es que estoy viva, ¿verdad?

En muchos casos me he dejado arrastrar por las situaciones a mi al rededor, y eso no está bien. Pero creo que es buen momento para respirar profundo, levantarme y arreglar mis pendientes. Lo difícil es dar el primer paso, y de eso ya me estoy encargando.



Comentarios

Entradas populares de este blog

[No.130]: Write it down.

[No.127]: Primer paso.

[No.126]: Unravel